Breaking

16/1/15

El #rugby y los #negocios: Saber "ver los espacios". La importancia de la #creatividad

Pablo Perez
Quien conozca un poco de rugby, sabrá que es un deporte de contacto, donde existe mucho roce físico y para ello se entrena al jugador en las distintas técnicas para tacklear, cómo caer cuando es tackleado, cómo empujar en un ruck, como entrar en el maul, etc, etc, etc,... con el objetivo final de avanzar y posar el balón detrás de la línea del ingoal (y si es detrás de los palos, mucho mejor).

Todas estas técnicas se entrenan hasta la saciedad, de forma tal, que el jugador las automatice, para que puedan ejecutarlas a la perfección y de forma natural (casi sin pensar).

Todo ello es necesario, sí, pero los entrenadores por lo general, realizan tanto hincapié en esto, que se olvidan de la importancia de fomentar, respaldar y entrenar la "creatividad" del jugador, la capacidad de "ver los espacios" para evitar el contacto del rival, de hacer algo distinto, de sorprender...

Aquellos jugadores que marcan la diferencia, son los que poseen esta capacidad creativa, aquellos que hacen algo diferente, algo disruptivo, que deja al rival sin respuesta porque no han entrenado la forma de defenderse ante tal situación...

Para ello, tanto en el deporte como en los negocios, es necesario fomentar, entrenar esa creatividad, respaldar al jugador o empleado para que pueda explotar esa originalidad, sin miedo a equivocarse. Para que sepa "ver los espacios" y de esta forma avanzar y lograr el objetivo final.. "posar el balón en la zona de ensayo".

Siguiendo con la analogía, podemos definir las competencias que deben reunir, aquellos que quieran "marcar la diferencia" tanto en el deporte como en los negocios:



Competencias

-Visión estratégica: requiere esa capacidad que le permite ver el "conjunto" (posicionamiento de su equipo y el rival), el contexto general, para decidir de forma casi inmediata la mejor jugada a realizar, en pos del objetivo final.

-Orientación al cliente, personas, resultados: no sirve de nada, marcarse una jugada personal para mostrar sus propias habilidades, si esta no genera una ventaja para el equipo, si no deja en una situación de superiorida a sus compañeros, si no se realiza en función del objetivo final, "ganar metros para llegar a la línea de ensayo".

-Espíritu emprendedor, creativo e innovador: para ello es necesario arriesgar, hacer algo distinto, algo nuevo, una jugada que deje al rival sorprendido y sin respuesta inmediata.

-Capacidad analítica: en un escaso período de tiempo, se deben evaluar muchas variables, como la ubicación actual de su equipo, posicionamiento de los jugadores rivales, posibles consecuencias de la jugada planeada, etc.

-Comunicación: el rugby es un juego de equipo, donde un solo jugador no puede ganar un partido. Necesita del apoyo de sus compañeros y para ello es necesario comunicar de forma inmediata y muy clara, la jugada que va a realizar, de forma que cuando sea frenado por el rival, cuente con la rápida ayuda de sus compañeros. Debe saber transmitir sus decisiones, para que su equipo lo acompañe.

Todas estas competencias o habilidades tienen una raíz común "LA CREATIVIDAD" y esta también se debe "ENTRENAR".


-Visión estratégica: son tantas la variables a considerar, que resulta imposible entrar en un análisis detallado de cada una de ellas, porque se pasaría el momento de oportunidad. Para atacar todo el conjunto de forma global, es necesario desarrollar mecanismos "creativos" para establecer las relaciones entre variables y de esta forma dar una rápida respuesta a una situación compleja, en el menor período de tiempo posible.

-Orientación al cliente, personas, resultados: para ganar la confianza del cliente (ya sea externo o interno), este debe estar "gratamente sorprendido" con nuestras acciones y para sorprender hay que ser "creativo".

-Espíritu emprendedor, creativo e innovador: demás está decir que para esto, es necesario aplicar una gran dosis de "creatividad" en nuestras acciones y en nuestra forma de pensar.

-Capacidad analítica: analítico muchas veces se utiliza como antónimo de creativo, pero nada más lejos de la realidad. Esta es la capacidad para evaluar un sin fin de causas-efectos posibles o potenciales, de acuerdo a supuestas acciones. Para tener la capacidad de plantear ("imaginar") los distintos y posibles supuestos (causas) y en función a estos las potenciales consecuencias (efectos), de debe contar con una gran capacidad de "creatividad". La capacidad analítica se ocupa que las causas y efectos planteados sean correctos.

-Comunicación: para poder transmitir un concepto o una situación compleja, de forma rápida, clara, concreta y el receptor lo pueda asimilar de forma inmediata, requiere mucha "creatividad" para desarrollar el mensaje.


Autor: Pablo Perez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram @SchmitzOscar